UN ANTES Y UN DESPUÉS

Corría el invierno de 2011, allá por mis 29 años, cuando algo empezó a hacerse fuerte dentro de mi incontinencia literaria. Ya es bien sabido que jamás me creí capaz de escribir nada que sobrepasase las diez páginas de extensión. Pero es que hasta ese momento mi vida no duraba nunca más de diez páginas con cada cosa que me proponía. Aún así, todo lo que quería escribir y todo por lo que quería escribir se había estado construyendo sin darme cuenta, hasta llegar a él. Frédéric Poison. Y con su proyección cambió todo, empezó todo y acabará todo.

ICONO

Tampoco es un secreto que no tenía previsto hacer una serie de novelas, pero la literatura pierde toda capacidad de control para su creador cuando es más intensa y fuerte que él. Así, comenzaron a llover palabras, frases, páginas, capítulos, novelas.

La lealtad, el honor, el sacrificio, la ambición, la responsabilidad y la integridad. Valores que viajan a bordo de una trilogía que nació siendo solo una historia de aventuras y espionaje, ambientada en una convulsa época de desconfianzas, desigualdades, conflictos, conspiraciones, caídas y alzamientos. Un mundo demasiado voraz y caótico, donde la base histórica es el mecanismo para forjar la intriga y la leyenda. Un amplio espectro geográfico y coral donde se enmarca el carácter épico e internacional de una saga que nació y creció a partir de un hombre sentado en el banco del hangar de un aeropuerto de Londres, esperando llenar de respuestas todas sus preguntas. Un hombre con tanta vida descubierta como por descubrir. Un hombre que no necesita a nadie, pero que no quiere avanzar sin tener cerca a los suyos. Un hombre que se ha ido escribiendo él solo a lo largo de estas tres primeras entregas, que ha tomado sus propias decisiones y que ha asumido los riesgos sin pensar en qué final podría depararle.

Después de estos seis años, como autor, me he dado cuenta que aunque pueda escribir mejores historias, ninguna será mejor que esta. Porque en ella está todo lo que he sido hasta ahora, todo lo que quiero ser en adelante y todo lo que jamás podré llegar a ser.

DSC_6146 (3)

Hay cosas sin resolver en esta trilogía que algún día llegará, al igual que hay un deber para con Frédéric de dotar de un origen y un pasado literario que le llevará a sentarse en ese hangar, en 1946. Porque en todo, existe un antes y un después.

Así pues, pronto comenzarán las “Aventuras del Joven Frédéric”, pero mientras tanto, si así lo consideráis, os invito a volar en esta trilogía de historia, de leyenda, de drama, de acción, de emoción y de tensión.

Sin título2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: