FRÉDÉRIC Y SARA

Frederic.jpg

FRÉDÉRIC POISON

Sin duda, es el icono de la Saga. No en vano fue el germen de todo. A través de él, nacieron en la mente del autor las historias que protagonizará junto al resto de reparto coral que caracteriza a la saga. Fundador de la empresa de investigación y espionaje “FMP-investigadores (Frédéric-Miguel-Patrick)”

Frédéric, es un ex espía del ejército francés durante la segunda guerra mundial. Un hombre ducho, de férreos principios, leal, carismático y extremadamente curioso y aventurero. Es ese líder natural capaz de ver más allá de todo, pero que necesita la amistad y la cooperación de su gente de confianza para sentirse pleno y realizado.

Hijo de un adinerado latifundista de vinos holandés y una jornalera francesa, tiene un gran reconocimiento e influencia en su entorno profesional.  Aún así, se muestra muy humilde y huraño en tanto a su vida íntima. Adjetivos como resolutivo, impetuoso, osado, audaz, camaleónico o curioso definen al galo-holandés; pero sobretodo alguien que necesita una constante estado motivación para sentirse saciado en su sed de aventura.

Rubio, de grandes ojos azules, metro noventa y delgado, Frédéric es un francés anómalo, un espía anómalo, un eterno solterón y un ateo antisistema. Pero a través de la saga, veremos como su personalidad y su día a día se ve amenazado por factores emocionales inesperados que le obligan a reestructurar sus prioridades, sus principios, sus decisiones y su modo de vida.


DSC_1046.JPG

SARA BOUFFARD

Sin duda alguna, el punto de inflexión en la vida de Frédéric. Una mujer que ha vivido un pasado cruel forjado a base de nazismo y mentiras. Tras cruzarse en el camino de Frédéric a causa de la desaparición de su hija, intenta rehacer su vida a base de lucha, valentía y determinación.

Sara es elegante, sofisticada, culta y bella. Su cotidiana timidez contrasta con su arrojo en situaciones límite.  Pero ante todo, es una mujer comprensiva, familiar y trabajadora. Y detrás de todo ese carácter ideal, se esconde una niña llena de miedos, de inseguridades y deseos.

En muchos aspectos, ella y Frédéric son almas gemelas, pero en otros tantos, son el sol y la luna. Todo ello, les llevará a ambos a vivir una relación intensa y compleja en donde el amor y la pasión son la clave.


Anuncios

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: