PATRICK ROSEMOIR

Frank SinatraPATRICK

Veterano y experimentado jurista y abogado parisino. Miembro fundador junto a Frédéric y Miguel de la compañía FMP investigadores. Mentor de Miguel durante la carrera de derecho en la universidad, llega a FMP por petición expresa de éste al considerarlo casi como un hijo. Su relación con Frédéric es distante pero transparente y leal. saben que pueden confiar el uno en el otro, pero su trato no trasciende de lo puramente laboral.

Su reputación y su trayectoria le avalan en todo tipo de casos civiles y militares. Fue soldado durante la primera guerra mundial.

Padre de una hija, Nadine (mujer espía para el ejército aliado durante la IIGM). Ambos fueron abandonados por la esposa de éste dos años después de nacer Nadine. La relación padre e hija, aunque es cordial, no es demasiado cercana.

Su ajetreada vida laboral le impidió ejercer de madre e incluso de padre con ella. Una criada, que lamentablemente falleció durante la guerra, se ocupó del día a día de la niña. Cuando se vino a dar cuenta, la niña se había convertido en espía clandestina del SOE a los 20 años y se había casado con Constantino, otro espía francés de la resistencia.

Patrick es un hombre de 55 años, de rasgos duros y marcados ocultos tras una frondosa barba, su inseparable sombrero fedora y el humo de su pipa Darwill. Carácter frío, directo, meticuloso y parsimonioso. Pocas veces se altera, pero pocas veces se muerde la lengua. Tras esa mirada fija y acuciante se esconde un hombre muy versado, muy especulativo y al que jamás pillarás desprevenido. Tiene esa extraña mezcla de personalidad a caballo entre la humildad y la soberbia. Un rasgo con el que a veces se perfila como una persona irreverente, y otras respetada.

Siempre bien vestido, con tonos sobrios y elegantes, es además una persona extremadamente quisquillosa hasta rozar la neurosis en cuanto al orden y la limpieza. Pero ante todo, es un hombre recto, decidido y que durante las tres entregas de la saga va reconociendo el paso de la edad y su carácter se va suavizando y encontrando ciertos caminos de los que se había desmarcado demasiado durante su vida.


Anuncios

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: