FERNANDO DA CASA

EL DRAGÓN PERDIDO

Leyendo «El dragón perdido» me he acordado de Emilio Salgari. Ya sé que no tienen nada que ver Frédéric Poison con Sandokán o el Corsario Negro, ni Víctor Mirete con el propio Salgari (o eso espero, por su propio bien…), pero el aire de aventuras exóticas en las que me he visto envuelto me ha  hecho evocar aquellas lecturas de adolescencia con las que viajé por el sudeste asiático, el Caribe o África sin moverme de mi habitación…]

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: